Sobre Nosotros

No somos una denominación, tampoco somos inter-denominacionales. Es nuestro sincero deseo de no ser denominacional; no llevar otro nombre que el de Cristo, y ser conocidos simplemente como Cristianos, miembros del cuerpo de Cristo Hechos11:26 | Efesios1:22,23. Nos referimos colectivamente a nosotros mismos como "la iglesia de Cristo", "la iglesia del Señor", o por alguna otra designación escritural, para identificarnos como las personas salvas que pertenecen a Cristo Efesios5:23. Nuestro propósito es identificarnos con los cristianos del primer siglo. Creemos que esto es posible para todos los que aprendan, crean y se guíen por la clara enseñanza de la palabra de Dios. Cuando Jesús declaró que era "la semilla del reino" Lucas 8:11, estaba enfatizando un hecho conocido de la naturaleza; que tipos específicos de semillas, cuando se siembran, siempre se reproducirán según su especie. El trigo, por ejemplo, siempre producirá trigo. De la misma manera, la palabra de Dios, cuando se planta en los corazones de las personas honestas, y obedece, producirá cristianos como lo hizo en el primer siglo ... nada más y nada menos.

No hay ningún hombre, o grupo de hombres, que legislen para la iglesia. No tenemos a nadie a quien responder sino a Cristo; Él es el jefe de la iglesia Colosenses1:18, que no deja espacio para ninguna cabeza humana. Como fue verdad en el primer siglo, no hay una organización intercongregacional, sino congregaciones independientes en diferentes lugares con Cristo como Señor y Maestro. Nuestros predicadores no son "pastores" sino que simplemente son maestros del Evangelio. igual con los hombres quienes sirven en los servicios, no hay ningun titulo designado. Los quienes sirven reconocen el servicio como parte de la obra bajo la funcion de ser siervo y dicipulo de Cristo, dando toda la alabanza hacia Dios.

No tenemos libros de credo escritos por hombres a seguir. La Biblia sola nos gobierna en fe y conducta. Al reconocer los principios rectores del Antiguo Testamento, buscamos conformarnos a las enseñanzas y patrones del Nuevo Testamento Hebreos1:1,2 | 1Pedro4:11. Aceptamos que la Biblia es inspirada verbalmente e infalible en contenido 2Pedro1:20,21 | 1Corintios2:11-13; en consecuencia, cuando la Biblia habla sobre un tema dado, su declaración es aceptada como definitiva. Por su propio testimonio, nadie puede, con impunidad, alterar una sola palabra de la Biblia Deuteronomio4:2 | Proverbios30:6 | Apocalipsis22:18-19.

suplicamos por la unidad entre todos los que obedientemente responden a la doctrina y los mandamientos dados en el Nuevo Testamento. Tal está en armonía con la oración de Jesús y la súplica de los apóstoles Juan17:20,21 | 1Corintios1:10 | Efesios4:1-6. Consideramos que tal unidad es posible, o Jesús no hubiera orado por ello. Dado que la división siempre ha sido el resultado de la desviación del patrón de Dios, creemos que la división puede ser sanada mediante un retorno a la verdad revelada de la palabra de Dios; por esto suplicamos

Nuestros procedimientos de adoración son sencillos, espirituales y ordenados, y se destacan por las palabras de Jesús, quien dijo que "los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad" Juan4:23-24. Ausente es el emocionalismo frenético tan común en las iglesias de hoy. Cada elemento de adoración tiene su origen en los comandos y ejemplos que se encuentran en el Nuevo Testamento.

Toda la asamblea se une al canto de las canciones del evangelio. No hay coros o grupos especiales, solo canto congregacional simple. No encontramos evidencia en el Nuevo Testamento de que la iglesia primitiva usaron instrumentos mecánicos para acompañar su canto; por lo tanto, no los usamos en nuestra adoración. Efesios5:19 | Colosenses3:16.

La congregación es dirigida en oración por uno de los hombres en la asamblea. Oramos, no solo para alabar y agradecer a Dios, sino también para pedir nuestras necesidades y las de los demás 1Timoteo2:1-4.

Las doctrinas están diseñados para enseñar la palabra de Dios, a fin de alentar el cumplimiento de quienes escuchan. Se ha hecho cada vez más popular que los predicadores parezcan sensacionalistas, al hablar sobre temas que no se encuentran en la Biblia, e incluso al reclamar poderes milagrosos. No pretendemos ser sensacionalistas ... solo un período de enseñanza y estudio de la Biblia.

Al igual que la iglesia en el tiempo sobre el cual se escribió el Nuevo Testamento, participamos de la Cena del Señor cada primer día de la semana Hechos20:7. La cena consiste en pan sin levadura y el fruto de la vid, como monumentos al cuerpo y sangre de Jesús 1Corintios11:23-26

No tomamos una colección cada vez que nos encontramos, sino solo el primer día de la semana 1Corintios16:1-2. Si asiste a nuestro servicio como visitante, no se espera que brinde. La entrega de nuestros medios es responsabilidad de nuestros miembros, no de nuestros visitantes.